Frase del día.

No vivo yo, mas Cristo vive en mi

A+ A A-

HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE…

Domingo 10 de mayo (DÍA DE LAS MADRES)

Ser madre por principio de cuentas debería pensarse dos veces y porque no hasta tres… llegado esa situación es “dificilísimo”, porque desde el momento en que concibes un ser humano, en lo más profundo de tus entrañas, te duele y te sigue doliendo hasta el fin de tus días…

 

¿Qué es lo que me hizo querer con tanto ahínco ser madre?

Cuando nací fui hija, hermana, prima, sobrina y nieta. De estudiante, pasé a ser empleada, de novia esposa, de amante madre. En algún momento de mi vida tal vez pueda dejar de ser algo de eso, pero de lo que estoy convencida es que nunca dejaré de ser madre.

Al buscar en el diccionario encontré que Madre es la hembra o mujer que ha parido y desde una perspectiva cultural constituye un elemento esencial en la crianza de los individuos, así como en la constitución de la institución familiar… Pero para quien es madre, su significado es mucho más.

Ser madre es diferente, porque una vez que nos dan ese título, jamás nos lo quitan, debe ser aditivo, ya que nos hace imposible “desprendernos” de esa condición.

Te cambia la vida, lo que antes hacías dejas de hacerlo, lo que antes te gustaba, deja de gustarte, ya no puedes ir al cine en pareja, tus películas favoritas dejan de ser las de terror y tus salidas a bailar se convierten en piñatas.

Son momentos de dicha, gozo y felicidad, pero hay muchos otros y más frecuentes de angustia, temor, dolor, que hacen que te sientas vulnerable, cuando tu bebe llora y no sabes porque, cuando tiene temperatura y no sabes porque, cuando se cae y se lastima.

Desde los primeros días que te conviertes en madre, te preocupas por sus esquemas de vacunación, sus primeros dientitos. Si sufre de altas temperaturas te pasas la noche despierta, velando su sueño.

No es exagerado pensar que te preocupes por su primer día de clases, por su primera salida al cine o “tardeada” con sus amigos,  por su alimentación, estudios o su primera novia o novio y aun es menos descomunal  pensar es que sigas preocupada cuando  ya dejo la casa familiar y  formó otro hogar.

La preocupación no tiene límites y llega a asociarse con la impotencia, porque siendo su madre, no puedes hacer nada para evitar que tu hijo o hija sufra o se lastime cuando ya es mayor de edad, y   toma sus propias decisiones.

No puedes impedir que se equivoque, que fracase en alguna de sus proezas, llámese matrimonio, trabajo o empresa, que se enferme e incluso muera antes que tú, porque no hay leyes divinas, que permitan a una madre morir antes que sus hijos y evitar el mayor de los sufrimientos.

No es exagerado pensar que al momento de parir algo de ti se va con tu hijo, y  lo echas de menos hasta que por azares de la vida   muere antes que tú, y es precisamente en ese instante que pierdes el complemento, y sientes un gran vacío dentro de ti.

Sin duda eso lo vivió este viernes la madre de Columba Campillo González, joven de 15 años de edad, estudiante de la preparatoria Villa Rica del puerto de Veracruz quien fue hallada sin vida en un lote baldío del fraccionamiento Los Delfines de Boca del Río.

Ser madre es una condición única e irremplazable y bien podría robarme sin ofender a la fe católica la frase final del rito matrimonial, y retomarla en el sacramento del bautismo, diciéndole a mi bebe: “Yo te recibo como MADRE y me comprometo a amarte, respetarte y servirte, en salud o enfermedad, en tristeza y alegría, en riqueza o en pobreza, hasta que la muerte nos separe”, porque es precisamente lo que hacemos…

 

Por tanto querido Diario, una madre está unida a su hijo para todo la vida…

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

External links are provided for reference purposes. The World News II is not responsible for the content of external Internet sites.
Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.