Frase del día.

Cerca está el Señor de los que lo invocan (salmo 144)

A+ A A-

PERIODISMO, Y ULTRAJE…


No es mi intención señalar,  todos los que ejercemos el periodismo sabemos quiénes somos, y lo que hacemos,  y de dónde venimos, también conocemos a quienes  ejercen el periodismo sin serlo.  Si alguien audaz  les pregunta,  la respuesta es más intrépida  y tacha de insolente, se dicen  egresados de  la  Escuela de Periodismo Carlos Septién García,  dueños de portales de noticias,  o periodistas de medios de comunicación nacionales.

 

Sabemos que un periodista es la persona que se dedica profesionalmente a un conjunto de actividades relacionadas con la recogida, elaboración y difusión de información actual o de interés para transmitirla al público a través de la prensa, la radio o la televisión.

Pero también conocemos  a quienes protegidos por la libertad de expresión (derecho fundamental y humano definido como un medio para la libre difusión de las ideas) se dicen periodistas sin serlo y ejercen impunemente, amparados  por  la apatía, desinterés, el  valemadrismo de quienes no les importa sentarlos en su mesa.

Con la apertura de las redes sociales y el boom de las páginas de internet cualquiera puede  hacer un portal de noticias,  pararse  frente a un líder de opinión,  cuestionarlo y presentar credenciales, muchas de éstas más grandes  que las que ponen  a la vista  los operadores del transporte público, convirtiéndose de la noche a la mañana en “periodistas”.

Con  solo una aplicación en el ciberespacio pueden tener  las herramientas necesarias para diseñar  una página de internet, tener  hospedaje web y en un abrir y cerrar  de ojos, tener “carta abierta para hacer periodismo” y en todo ese proceso no hay una sola ley   que regule su actividad, porque casi todas las personas publicas  temen violentar la libertad de expresión del  ciudadano, aunque este se auto/ nombre periodista.

Sin duda el periodismo es una de las profesiones más nobles, porque en su sentido práctico  busca la dignificación de alguien o algo, pero por desgracia también es  el más vil de los oficios, y esa misma vileza se queda en casa, queremos que nos respeten, cuando somos nosotros mismos los que  desprestigiamos, minimizamos, y toleramos   abusos y ultrajes en nuestro ejercicio.

Alcemos la voz, el periodismo requiere una certificación, a través de un organismo público, privado, nacional o internacional que  avale el ejercicio periodístico,  que a través de trámites se le dé  validez oficial de conocimientos y habilidades adquiridos en forma autodidacta o por alguna otra vía.

Que obligue a quien  ejerza periodismo poseer  título de Licenciatura en Periodismo, Licenciatura en Comunicación Social; o en su defecto contar con una certificación del medio que avale su ejercicio profesional por un período ininterrumpido de 10 años  y contar con una certificación de Acreditación Profesional avalada por algún órgano con autoridad legal e incluso la propia Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) podría hacer ese trabajo.

A pesar que la  Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas no tiene validez oficial para   certificar a periodistas, es un organismo autónomo del Estado, con personalidad jurídica y patrimonio propio, autonomía técnica, presupuestal y de gestión, responsable de atender y proteger la integridad de los periodistas, así como de promover las condiciones para el libre ejercicio de la profesión del periodismo, con pleno respeto al derecho a la información y a la libertad de expresión, por lo que no creo que le cueste mucho esfuerzo buscar nuestra dignificación y terminar con los usurpadores.

Necesitamos que quienes ejercemos el periodismo formemos parte de una familia periodística, capaz de cuidarnos de los oportunistas que buscan del periodismo su cobijo para tener una fachada y libre acceso a sus actividades ilícitas o de espionaje, siendo su origen  observadores políticos mejor conocidos como “orejas”.

Peor  aún carta abierta para “chayotear”  porque creen que los funcionarios tienen la obligación de darles dinero a cambio de entrevistas y publicaciones en medios de comunicación, muchas veces hechizos o Portales  Web  efímeros.

Buscando a todas luces   lucrar con la profesión, chantajeando, e intimidando a la persona pública.

Si continuamos con nuestra apatía estos personajes oscuros se apoderaran de nuestra profesión y se perderá para siempre  preceptos de esta noble profesión como son la  verdad, precisión, independencia, equidad, imparcialidad, humanidad y  responsabilidad.

 

!!! Hagamos algo!!!

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

External links are provided for reference purposes. The World News II is not responsible for the content of external Internet sites.
Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.