Frase del día.

    Convierta en un hábito preguntarse a sí mismo: ¿Qué pasa dentro de mí en este momento? Esta pregunta lo orientará en la dirección correcta. Pero no analice, simplemente observe. (Eckhart tolle)

A+ A A-

LA MUERTE: SUCESO INAPLAZABLE…

Ángel León García, se llamaba mi padre, vivía solo a raíz de la separación de mi madre hace más de 20 años, y en los últimos dos años se había bautizado en la secta de los  Testigos de Jehová,  tal vez buscando  compañía, ya que a pesar de cambiar de religión, siempre fue el mismo, incomprendido y beligerante.   

 

Mi padre murió el pasado 25 de agosto del 2016, en casa de mi hermano, después de una semana en que su salud se vio fuertemente deteriorada, las causas de su muerte pueden ser atribuidas  a la diabetes que por años padeció o la próstata, luego de que sus análisis clínicos mostraban sangre en la orina.

De acuerdo  al  acta de defunción, mi padre murió de infarto al miocardio a las 9.30 am  el 25 de agosto del 2016 a la edad de  80 años

Querido Diario, los últimos cuatro años de mi vida han sido una contante epifanía, en el último año pase de  ser esposa a viuda  y de  hija a  huérfana, lo cual  me han hecho reflexionar sobre lo efímera que es la vida. Tras luchar  contra el cáncer de mi esposo y  perder la batalla  con su muerte el pasado 2 de enero,  la repentina  muerte  de mi madre el 26 de agosto del 2015 y a un día de conmemorar un año de su muerte,   mi padre fallece el 25 de agosto 2016.

Mucho  he leído sobre el  significado de la muerte,  y poco realmente la he valorado,  tuve que ser testigo del fallecimiento de  mis seres queridos, pilares de mi vida para entender  que no importa  cuántas riquezas acumules ni cuantos amigos o enemigos cultives, cuando mueres, simple y llanamente dejas  de respirar y nada importa.

Y no es que me haya vuelto insensible al dolor, o cínica hacia la muerte, porque   aunque dejé de ver a mis  seres queridos, el amor que siento por ellos es más grande, y el  recuerdo de ellos  permanecerá  intacto,  y ahora veo   mi muerte como un sucedo inaplazable,  donde el vivir resulta  privilegio.

El padre Lorenzo en su homilía del domingo pasado se refirió a  la humidad  que todo  cristiano debe aplicar en su vida para llegar al reino de Dios y no solo  con  actos de contribución  hacia  el prójimo sino hacia uno mismo, humildad, que muchas veces ignoramos, desechamos por soberbia, por no querer nada de nadie, ni necesitar  nada de alguien.

“Hazte pequeño y hallarás gracia ante el Señor. Del libro del Sirácide (Eclesiástico): 3, 19-21. 30-31 Hijo mío, en tus asuntos procede con humildad y te amarán más que al hombre dadivoso. Hazte tanto más pequeño cuanto más grande seas y hallarás gracia ante el Señor, porque sólo él es poderoso y sólo los humildes le dan gloria. No hay remedio para el hombre orgulloso, porque ya está arraigado en la maldad. El hombre prudente medita en su corazón las sentencias de los otros, y su gran anhelo es saber escuchar. Palabra de Dios”.

Resulta incongruente que siendo  bautizado mi padre como testigo de Jehová, le  recuerde con una cita bíblica del  antigua testamento, sin embargo  y a pesar de que sus hermanos de religión consideran a la muerte como un estado de sueño, para nosotros, sus hijos nos vemos obligados a buscar su redención  para  eximirlo de todos sus pecados con la oración.

Cuando mis familiares murieron  me pregunte si debí  decir o hacer algo más por ellos, y aunque logre  algunas respuestas, el resultado fue  el mismo, en mí solo encontré ausencias y  recuerdos. Me pregunto además si ellos cumplieron sus anhelos,  sus sueños, sí consideraron a la hora de su muerte que valió la pena el tiempo vivido.

Al recordar mi infancia, y  matrimonio, me siento satisfecha, porque no siempre lo que quise  necesite, y confío en que mi esposo y mis padres, pilares de mi vida, hayan  tenido un buen trascurrir, porque  estar vivos no es fácil, es duro a veces, pero se compensa  con respirar,  levantarse cada mañana, salir a la calle, disfrutar, sonreír y finalmente llevarnos solo eso.

No le temo a la muerte  he comprendido que tratar de  vivir plenamente  es mi  única premisa, sin ver en  los bienes materiales el camino, sino a través de la riqueza espiritual

Ser humilde, reconociendo  las necesidades de los demás al igual que las  propias, aceptar los defectos de los demás paralelo a  los míos, fortalecer  lazos de amistad  y consanguíneos, respetar el libre albedrío y ser el pilar de mis hijos.

Hasta la próxima reflexión querido Diario…

 

 

Visit the new site http://lbetting.co.uk/ for a ladbrokes review.

External links are provided for reference purposes. The World News II is not responsible for the content of external Internet sites.
Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.